Categorías del directorio

Todos hemos oído hablar alguna vez acerca de la chía, la hemos probablemente tomado con un agua fresca de limón o piña, nos han dicho que ayuda al riñón y de seguro la hemos comido como pinole. En este artículo te comentamos lo que es la chía y lo que puede hacer por nosotros.

beneficios de la chía

La Chía o Salvia Hispánica no es ninguna extraña para el pueblo mexicano. Es probable que no lo sepa usted pero esta planta era el tercer cultivo más importante de la América Pre-hispánica; solamente sobrepasada por el cultivo del maíz y el frijol.

La Chía se obtenía en aquel entonces de una manera salvaje, es decir no se cultivaba en tierras especiales, sino que era brindada como tributo a los mexicas hasta en 150 toneladas anuales. Esto es una cantidad importante si consideran que la semilla solo mide de 2mm de ancho a 1.5mm de largo en una forma ovalada, y que solo da frutos en el mes de Julio y a veces en inicios de Agosto.

Pero ¿por qué es tan importante la Chía para el ser humano?

La Chía es muy importante para el ser humano porque es rica en casi todo. Por ejemplo tomando una porción igual de Chía y una de espinacas, la Salvia Hispánica tiene aproximadamente tres veces más hierro. Tiene el doble de potasio que un plátano, tres veces más omega 3 que el salmón y aunque en apariencia inicial tiene demasiados carbohidratos, la mayoría de estos carbohidratos viene en forma de fibra gruesa no digerible que en vez de aumentar la glucosa en la sangre, la disminuye. Esto se debe a que la fibra de la chía puede absorber hasta dos veces su tamaño y peso en agua, y una vez que esto se ha hecho se forma una especie de gel que sirve como barrera protectora contra las enzimas que normalmente convierten los carbohidratos en azucares simples.

Si después de una comida normal con muchos azucares usted se siente cansado es posible que haya aumentado el azúcar en su sangre y que el cansancio se deba a qué está intentando de procesar los alimentos en el estómago. La Chía en estos casos le ayudaría de dos maneras diferentes.
La primera es ralentizando la acción de las enzimas que como dijimos convierte los carbohidratos en azucares, y la segunda porque por la oleosidad de las semillas ayudan al movimiento intestinal, haciendo que la digestión sea más rápida.

En adición la Chía contiene suficiente calcio, casi dos veces más que la leche entera y los fijadores necesarios para que este se fije a los huesos. La Chía puede ayudar a bajar la presión de una persona, por lo que puede ayudar como anticoagulante, y en el tratamiento de pacientes hipertensos.

Aunque suena como una planta milagrosa, tiene algunas contraindicaciones(vínculo a contraindicaciones) de las que les hablaremos en otro artículo.

Semillas de chía