Categorías del directorio

En fechas recientes compartimos con ustedes las ventajas medicinales de la Chía (link a chía una planta…), también conocida como Salvia Hispánica. En este artículo les hablaremos de algunas de las contraindicaciones para el uso de esta semilla maravillosa y le contaremos de cómo se produce hoy en día.

Contraindicaciones de la chía

Siendo la Salvia Hispánica  una especie que los Mexicas obtenían principalmente de tributos y de flores y frutos salvajes, no fue hasta que los españoles movieron a la comunidad otomí que se domestico está planta. Pese a su importancia comercial y en salud que tenía hacia los Mexicas, esta planta cayó en desuso principalmente por la introducción de otros cereales a México por los Europeos.

Sin embargo su producción nunca se detuvo del todo sobre todo en las regiones de Jalisco, el sur de México y Guatemala. Hoy en día se ha vuelto tan importante que Argentina tiene un plan para la producción de esta semilla y la mejor calidad se obtiene de Bolivia de donde se obtienen semillas con un 99.5% de pureza.

El grueso de la semilla es exportada a los Estados Unidos y a Japón donde se está procesando por los múltiples beneficios en la salud que comentamos en el artículo anterior.

¿Cuáles son las contraindicaciones cuando se usa Chía?

Así como a todo el mundo le gusta hablar de lo bueno que tiene la Salvia Hispánica, casi nadie habla de las contraindicaciones:

Contraindicación 1: No estamos seguros del efecto de la Chía en mujeres embarazadas o Lactantes.

Aunque no se ha culminado con estudios serios, y todo parece indicar que no hay problema al usar esta semilla cuando está en cinta o dando lactancia, la realidad es que no se sabe a ciencia cierta que es lo que pasa. Lo que sí se sabe es que la Salvia Hispánica produce un gel que le evita a la mujer convertir carbohidratos en azúcares con la misma rapidez que normalmente lo hace, y por tanto puede ayudar a la diabetes gestacional. Sin embargo también se sabe de las propiedades anticoagulantes de la Salvia Hispánica, así que es un gran riesgo tomar esta semilla durante el embarazo.

En teoría y práctica, el consumo de la chía ayuda a las personas a permanecer mucho más tiempo hidratados ya que su fibra absorbe hasta dos veces su peso en agua, pero esto también puede ralentizar la manera en que el cuerpo absorbe el agua de manera natural y se sospecha que puede afectar el líquido amniótico. En resumen hasta que no haya nada más definitivo es mejor no consumir Chía si se está embarazada o en lactancia.

Contraindicación 2: Puede causar adicción.

Debido a que ayuda con el estreñimiento, y al sentimiento  de mejoría en general del sistema digestivo puede causar adicción y como todo en esta vida consumir mucha Salvia Hispánica es muy malo.

Contraindicación 3: No debe usarse si se está tomando medicamento contra la hipertensión, o si va a operarse próximamente.

Parecerá raro esta contraindicación, pero resulta que la semilla de la Chía es tan buena para bajar la presión arterial y mejorar la circulación, que  el tomar una doble dosis le puede causar problemas. Es decir el mejorar la presión arterial y reforzarla con la Salvia hispánica puede causar una hipotensión. En adición por su función anticoagulante puede ser dañina durante cualquier procedimiento quirúrgico.

Contraindicación 4: No se use en pacientes diabéticos.

La Salvia Hispánica es magnífica reguladora de la azúcar en la sangre como lo hemos dicho. Pero como la manera en que controla el azúcar es evitando que se procesen los carbohidratos es posible que en vez de tener hiperglucemia (azúcar alta) se tenga hipoglucemia (azúcar baja) lo que es igual de grave y lo cual puede causar la muerte

Contraindicación 5: Evítese su uso si tiene alergias.

Si usted es alérgico a alimentos, especialmente a los almidones es importante el probar con pequeñas cantidades de esta semilla. Si es alérgico a casi todas las semillas como el ajonjolí lo más seguro es que también sea alérgico a esta semilla, por lo que debe jugar a la segura y mejor no consumirla.

Contraindicación 6: No se tome chía si tiene diarrea o muchos gases.

La chía por su alto contenido de fibra ayuda a que el bolo fecal pase más rápido por el intestino. Esto puede causar un aumento en los gases que se generan en el sistema digestivo y/o que el alimento se procese tan rápido que no sea absorbido y la diarrea empeore.

La Salvia Hispánica puede ayudarle mucho pero en los casos superiores puede también ser una de sus peores pesadillas, por lo que piénselo bien y repase estas contraindicaciones antes de tomarse su próxima agua de limón con Chía.

Y sí, el artículo se titula el que come más pinole, por qué cuando la chía se consume de manera molida se llama pinole (material dulce y arinoso) y sin que lo sepamos estamos consumiendo Chía.

Consideraciones antes de tomar chía