Categorías del directorio

En el proceso de educación de los niños, los padres juegan un papel fundamental desde casa. Estos tienen la opción de aportar diferentes aspectos importantes al desarrollo de los más pequeños del hogar. Sin embargo en algunas ocasiones como padres no conocemos cuáles son nuestros límites y hasta donde podemos actuar para darles espacio a sus hijos. Por esta razón te presentamos unas ideas basadas en el Método Montessori sobre la actuación de los representantes en la educación de los niños.

Participa en las actividades escolares de tus hijos

1.    Apóyalos.

Cuando los niños se siente apoyados y saben que existe alguien atrás de ellos que les brinde una mano, sus resultados serán positivos. Por ello lo mejor que puedes hacer es a través de la conversación y tus acciones demostrarles que estas para ellos en todo momento. Un punto importante es resaltarle a los niños que nada es imposible, es decir, debes hacerles saber que todos sus planes e ideas se pueden llevar a cabo con el trabajo, la constancia y esfuerzo. Estos tres hábitos los podemos inculcar en nuestros hijos desde temprana edad, será uno de los mejores aportes al aprendizaje de los niños.

2.    Participa en las actividades del colegio.

En la escuela los niños absorben todo el conocimiento que sus maestras a través de las diferentes estrategias les presentan. En este caso como padres debemos participar en cada una de las actividades que organicen los centros de educación, como las reuniones, días festivos y demás actos en los cuales nuestros hijos tengan una participación. Esta es otra forma de apoyar a los más pequeños de la casa, como lo mencionábamos en el punto anterior, ya que podemos conocer qué hacen en la escuela y cómo podemos desarrollar todo ese aprendizaje desde casa.

3.    Actividades al aire libre.

Este punto nunca va a faltar cuando nos referimos a la educación de los niños que se basa en el método Montessori. En este sentido te invitamos como padre a aprovechar cada uno de los espacios que la naturaleza nos brinda para ayudar al desarrollo de nuestros hijos. Los espacios verdes son el mejor escenario para brindarles la oportunidad de caer y levantarse, correr y dejar que su creatividad vuele. Otra opción para hacer al aire libre es leer libros o colorear, verás cómo los niños se inspiran con todo lo que les rodean. Si no tiene al alcance zonas verdes, el jardín o patio de la casa puede ser una excelente opción. Cuando hablamos de espacios libres, nos referimos a salir de las cuatro paredes de casa y darles la opción de interactuar en otros lugares.

4.    Interésate en sus gustos.

A los niños les gusta sentir el apoyo de mamá y papá, especialmente, ellos quieren ver felices a las personas que les rodean y con sus acciones buscan la aceptación. Una forma de acercarnos a ellos es interesándonos por sus gustos, si tu hijo te habla de deportes investiga sobre el tema, conviértete en el mejor fanático y disfruta de actividades relacionadas al deporte junto a tu pequeño. Otra opción es practicar sus hobbies como la pintura, el baile, entre otros, acude a clases con tus hijos y practica en la sala de la casa con ellos, sin duda irás construyendo momentos lindos y a su vez estarás colaborando de forma positiva con su educación.

5.    Estudien en casa juntos.

El tema de los libros no se debe quedar en la escuela, recuerda que según el método Montessori el trabajo en equipo de los maestros y padres es vital. Por ello debemos sentarnos con los niños, repasar los temas que vieron en la escuela y colocarle ejercicios para seguir practicando. Luego de este proceso pueden hacer algo divertido como recompensa. Una idea es ver películas, visitar el zoológico, entre otras actividades.

6.    Utiliza las herramientas que tienes a tu alrededor.

La tecnología y los juegos tradicionales pueden ser los mejores aliados para los padres que quieren participar en la educación de sus hijos. Por esta razón te recomendamos descargar los juegos digitales que te brindan la oportunidad de interactuar con tu hijo, aprender nuevos temas y hasta practicar un nuevo idioma. Este último tema es muy importante ya que desde pequeños nuestros hijos absorben de mejor forma las nuevas palabras y las diferentes lenguas. Por otra parte los juegos tradicionales también deben estar presentes en casa, como los ejemplares de madera y los rompecabezas, estos son muy buenos para desarrollar la creatividad de los niños.

Existen diferentes formas de participar en la educación de los niños y ser testigos de su crecimiento personal. Por ello debemos aprovechar cada de una de las oportunidades que se nos presentan y compartir con ellos todos los momentos importantes, pues somos su principal apoyo. Recuérdales que todo esfuerzo tiene su recompensa y cuando se trabaja con pasión los resultados pueden ser cada vez mejores. 

Utiliza las herramientas tecnológicas a tu favor