Categorías del directorio

La cocina es una gran tradición de México. Cada fecha que tiene una idea importante o se celebra un acontecimiento tiene también relacionado algún tipo de comida. En el caso del día de Muertos es el Dulce de Calabaza, el camote,  el pan de muerto, los Huesos de pan, las calaveras de azúcar, de amaranto y las ganadoras, las de chocolate; aprende un poco más de cada una de estas tradiciones.

Delicioso pan de muerto para los OndaKids

Pan de Muerto.

La panadería de bizcochos mexicanos es una gran empresa. Tal vez los chefs que tienen una variedad comparable con los bizcochos mexicanos sea la repostería francesa, pero en nada se compara en la variedad de la bizcochería mexicana.

Dentro de esto podemos hablar del Pan de Muertos que es como una semita en forma de osario pero que esta normalmente adornado por cuatro huesos en su parte superior y una bola de pan al centro, simulando una calavera, aunque no detallada. Todo este pan puede ser de mantequilla y con un escarchado de azúcar sobre él.

Otro elemento de la bizcochería mexicana que es bastante rico son los huesos de pan. Los he visto iguales a los palitos de pan, pero con forma de huesos, pero más común como pasta de hojaldre y pueden ser como banderillas, es decir con una capa de azúcar derretida en su parte superior, pero no como un glaseado sino como caramelo derretido, y siempre en forma de hueso o simplemente formando capa sobre capa como los abanicos y con cobertura de chocolate. También los hay de pan blanco en forma de todo un muerto decorado con azúcar pintada en colores como el rosa, amarillo o verde.

Cualquiera que sea la pieza de bizcochería que se escoja, y sobre todo en el pan de muertos se puede conseguir de vainilla, naranja, de anís, con chocolate y se degusta especialmente y como tradición el 2 de Noviembre, con un delicioso champurrado que es un atole de chocolate o un delicioso chocolate, claro sin olvidarnos de dejar un plato para nuestro difunto.

En la actualidad se han hecho famosos los panes de muerto rellenos ya sea con nata, crema pastelera, mermelada, cajeta o chocolate.

Dulce de Calabaza.

Mi madre, que en paz descanse me platicaba que ya desde mi abuela Shishi, se hacía dulce de calabaza en la casa para el altar de muertos. Sin embargo mi suegra me dijo que esa tradición se expandió sobre todo cuando no sabían que hacer con las calabazas después del Halloween. Cualquiera que sea la realidad el dulce de calabaza es una tradición deliciosa.

Normalmente se hace con piloncillo y lo he comido con acitrón, aunque por su escasez ya es muy raro comerlo así. Lo he comido con pasas y nueces.

Pero no es la única forma de preparar vegetales. En casa también se ponían diversos vegetales a hervir en agua con mucha azúcar y piloncillo y luego se dejaban secar, dando frutos secos pero con una capa dulce, incluso los limones se pueden comer así y con todo y cascara, aunque el camote, y el tejocote son mucho más comunes.

Dulce de calabaza con piloncillo para los Ondakids

Calaveritas de Azúcar, Chocolate y Amaranto.

Una tradición muy dulce es el de las calaveritas de azúcar. Estas calaveritas tienen adornos de betún seco en colores muy mexicanos y normalmente tienen el nombre del difunto. A veces en lugar de betún seco se usa pasta de colores muy mexicanos y en vez de escribir el nombre del difunto en la misma pasta se acostumbra ahora poner un papel impreso en computadora con el nombre, supongo que para abaratar costos.

Sin embargo en panaderías de alto nivel y con pasteleros o reposteros pueden imprimir el nombre en papel de arroz y con tintas comestibles, e inclusive poner una fotografía comestible sobre el cuerpo de la calavera. Claro que son de Azúcar por que los huesos son blancos, pero si se quiere algo también muy mexicano se puede optar por algo más prehispánico.

Antes de la llegada de los españoles el cacao, o chocolate era una moneda de cambio para los antiguos aztecas. Así como al barquero de los griegos se le tenían que entregar dos dracmas para que llevara los espíritus al reino de Hades, y se le colocaban las dos monedas sobre los ojos, so pena de nunca llegar al descanso eterno, los antiguos aztecas hacían calaveras de chocolate. Aunque ahora se hace de una manera mucho más moderna, el concepto es el mismo y se adornan con la misma pasta de colores mexicanos que las de azúcar e incluso se ponen los nombres de los muertos.

También existen las calaveritas de amaranto ensambladas con miel y decoradas con la pasta de colores de las otras calaveritas.

Así que no importa si se trata de un pan dulce en forma de algo, una calavera de azúcar, chocolate o amaranto, o algún tipo de dulce mexicano la gastronomía tiene una gran importancia en nuestro día de muertos.

Queremos saber que otra comida típica incluyes en tu día de muertos, no dejes de compartirnos tus recetas.

Calaveritas de azúcar, chocolate o amaranto para los OndaKids en el día de muertos