Encontré esta reflexión en el blog de Paola Klug "La $#%# Canela", está muy hermosa si les gusta no dejen de visitar su blog.

Esta es una Adaptación de Samantha Quezada de la Platica de una pastora Episcopal de los Estados Unidos, Nicole Johnson, se llama la Mujer Invisible. En vez de hacer una traducción Literaria como lo hacen todos los que reproducen este texto, Samantha nos da una versión tropicalizada que es hermosa. Si quieres ver la versión original con subtítulos en español visita aquí.

Son infinitos los momentos en nuestras vidas que rezamos al cielo por un manual o al menos un par de instrucciones para entender mejor esto que llama vida, y son infinitas las ocasiones en las que estamos seguros que se rieron de nuestras plegarias. Bien, criar hijos no es diferente.

Se nos hace extraño que nuestros hijos puedan experimentar sensaciones como estrés cuando, desde nuestra perspectiva, ser niños es una de las etapas más relajantes y sencillas de nuestras vidas. Pero para nuestros hijos que están apenas conociendo lo que es la escuela y amigos la carga emocional puede ser abrumadora.