Categorías del directorio

Existe desde hace algún tiempo un debate, acerca de la carga gratuita de violencia que trae a los niños cierto tipos de videojuegos bastante violentos, que si bien los niños toda la vida jugaron a “matarse” peleando con espadas, estos juegos no incluían sangre, gritos, ni muertos, que fueran “visibles”, en el siguiente artículo discutiremos lo que significa este tipo de juegos para los niños.

Debemos checar el contenido de los videojuegos de nuestros hijos

Desde hace un par de décadas, con el avance en el realismo de los videojuegos, algunos padres comenzaron a preocuparse por lo que están dejando ver y jugar a sus hijos, y si disparar un arma virtual en una computadora o consola de videojuegos y ver morir a un personaje virtual hará que estos se desensibilicen, o hasta puedan llegar a desear emular este tipo de situaciones a la vida real; creando en la cabeza de unos cuantos de estos padres un escenario de homicidio y destrucción del cual no desean que su hijo sea parte. Si bien es importante introducir elementos no-extremos en los niños de edades muy tempranas, puesto que son unas esponjas, ya después de cierta edad no podemos gobernar en todos sus gustos y actividades.

Personalmente pertenezco a la generación que creció con este tipo de juegos, al salir de clases me iba corriendo con mis amigos a jugar Counter Strike en el “cyber” más cercano, y pasábamos tardes enteras “matándonos” los unos a los otros en el juego, y no considere que ello me haya convertido a mi o a ellos en personas monstruosas, tuvimos miedos igual que los otros niños, peleamos igual, nos enamoramos igual, etc., pero podría argumentarse que nuestros casos fueron especiales, que fuimos excepciones, que en niños con situaciones familiares, sociales o psicológicas complicadas, puede generar trastornos o problemas, esto, puede ser o no cierto, dependiendo de muchos factores, porque, por supuesto el ver morir y sangrar a una figura que parece una persona porque por más “virtual” que sea, si debe afectar de alguna manera.

El debate está en que tanto y si de verdad esto supone una amenaza.

De hecho estudios realizados por la UCLA han determinado que si bien los videojuegos violentos aumentan la sociopatía, ayudan a los niños en la mayoría de los casos a lidiar con la frustración, los vuelve mucho más perseverantes ya que se encuentran con niveles que necesitan repetir una y otra vez para poder pasarlos y les ayuda con la coordinación ojo-mano-cerebro; aún con estas ventajas también los desensibiliza y si juegan videojuegos no apropiados para su edad (ESRB Rating) pueden difuminar la línea moral entre lo que está bien y lo que está mal.

¿Los videojuegos que juegan nuestros OndaKids pueden generar conductas violentas?

Según estudios dedicados al tema de la violencia en los medios modernos, como los videojuegos, psicólogos como Chris Ferguson, afirman que existe cierta correlación entre los videojuegos y el comportamiento agresivo, pero no hay un enlace casual que haga a uno consecuencia directa del otro, esto, cabe acotar, no ha sido probado, pero en dado caso, indicaría que el generar violencia a través de un personaje virtual repetidas veces, haría menos difícil para el joven hacerlo en la vida real; si ello fuera completamente verídico se podría asumir que esto afecta la sensibilidad, y el sentido de la moralidad.

En mucho juegos, los personajes son recompensados con créditos o puntos por generar acciones negativas, lo cual produciría que la brújula moral del joven tuviera más problemas para poder “ubicarse” que la de un joven que no esté acostumbrado a este tipo de actividades, pero tampoco es motivo de alarma, puesto que si por realizar cualquier tipo de acción en un videojuego todos intentarán imitarlas, habría más gente por las calles tratando de colgarse por las paredes a lo Spiderman, conduciendo a toda velocidad, ignorando las leyes de tránsito en plena calle llevándose al mundo por delante a lo Need For Speed, o haciendo parkour y montándose en todos los edificios a lo Assassins Creed.

Por esto recalcamos que hay consolas y videojuegos para cada edad. Una consola Wii puede tener un juego como Zelda donde Link pelea con diversos monstruos, resuelve acertijos, y todo con una espada de madera y una resortera. El fantástico Mickey Mouse es atrapado en un espejo y tiene que dibujar todo el mundo y darle color a la vida, efectivamente hasta el mismísimo Mario Bross tiene que luchar contra unos honguitos para llegar a rescatar a la princesa de dragones u ogros. Lo han adivinado bien, el Wii es una consola más orientada hacia los pequeñines aunque es muy importante revisar el grado ESRB de los juegos que se compran.

¿Los videojuegos desensibilizan a nuestros OndaKids?

El recibir ciertas experiencias sensoriales como ver un homicidio o un tiroteo no es un acontecimiento de la vida diaria, por lo tanto se esperaría de cualquier persona en circunstancias normales un estado de sorpresa, desconcierto, desagrado, hasta pánico frente a este tipo de situaciones, en un videojuego violento esto ocurre con total normalidad ¿está incubando entonces el videojuego a una persona que no siente ningún tipo de sensación ante algo tan espeluznante como el asesinato?, no es algo para llevar a tales extremos, cierto es que algunos estudios afirman que los jóvenes que juegan videojuegos violentos tienden a ser menos sensibles ante situaciones de violencia y de muerte, mas esto tampoco generaría a un pequeño “insensible”, sino simplemente a una persona que se sorprendería menos antes este tipo de situaciones en la vida real hablando de jóvenes en circunstancias saludables, y si bien, en el videojuego se pueden conseguir este tipo de situaciones violentas, existen muchos otros medios que también las exhibe al público general, como la televisión y el cine.

Esto nos trae a comentar la famosa consola Xbox One, que cuenta con múltiples juegos para niños un poco más grandes. Juegos que en su ESRB están marcados como 13, es decir, juegos para niños de hasta 13 años de edad. Lidiar junto con Spyro y sus highlanders a ser los héroes de una nación y salvar al mundo del malvado caos, o jugar a ser dios con un juego como Smite; aunque suponen una violencia no es una violencia extrema gráfica. Se deben evitar a toda costa los juegos que tengan un ESRB de 13+PG que significan juegos para OndaKids de más de 13 años y aun así sugieren PG (Parental Guidance) es decir que no se jueguen sin supervisión de un adulto.

¿Qué hacer como padres o responsables?

Igual que cualquier otro hobbie, mientras no llegue a ciertos extremos, dejarlos mantenerlos con supervisión, el jugar Counter Strike, difícilmente te hará un psicópata, y jugar al Need for Speed 3 es muy poco probable que te haga ir golpeando indigentes por la calle, pero siendo este material que incluye una dosis de realidad que mal manejada podría afectar a los jóvenes, es mejor supervisar que es lo que se están metiendo por los ojos desde la pantalla, y hacerlos entender la diferencia que esta entre la realidad tangible, que te trae consecuencias y donde no hay botón para volver al último punto de salvado, y el videojuego donde casi cualquier cosa es posible.

Lo que nos lleva a la última consola. El Playstation 3 es una consola mucho más orientada hacia los OndaTeens que hacia los OndaKids. Juegos como el arriba mencionado Assassins Creed que es acerca de como mejorar en ser un ladrón y un asesino a sueldo, un GTA o Grand Theft Auto que te enseña como subir de nivel en una pandilla callejera cada vez demostrando más y más violencia, hasta un Resident Evil que aunque se trata de matar muy gráficamente a un mundo zombificado, es tan gráfico que como dijimos pueden difuminar la línea moral de nuestros hijos. Afortunadamente este tipo de juegos tienen un ESRB de M (Mature o Maduro) lo que significa que ni siquiera un OndaTeen debería jugar estos juegos a no ser que tenga un nivel de madurez lo suficientemente alto para contrarrestar la violencia física, étnica, verbal y en algunas ocasiones el sexo explícito y escenas con desnudez que conllevan estos juegos.

Consolas adecuadas para los OndaKids