Categorías del directorio

La tradición de comer en familia, es una de las costumbres que siempre ha distinguido a los latinos y esto es cierto especialmente para los mexicanos, siempre que tenemos reuniones debe de haber comida, sino, no es reunión.

Comer en familia es el mejor momento para compartir tus vivencias del día

Para nosotros, es muy importante compartir y elaborar una rica comida o botanas. Entonces, si es tan importante la comida para nuestra vida social, lo debería de ser aún más para nuestra vida familiar.

A pesar de ser una tradición, es algo que se está perdiendo, en pasos más lentos que en Europa o Estados Unidos donde la tradición de la comida familiar, se ha vuelto más bien la tradición de la cena familiar, pero es un efecto que está llegando a nuestras familias.

Es cierto que la rutina nos absorbe y el llegar y cocinar algo muy elaborado no es posible ya que puede ser que nuestros hijos tengan actividades por la tarde, tu esposo no llega a comer sino hasta en la noche y tú siempre tienes algo que hacer o también trabajas en un oficina y el reunir a todos a la hora de la comida no es posible o no se ha hecho la costumbre de hacerlo.

Pero digamos que hoy decides que sería tiempo de ir creando ese lindo hábito porque ya estás cansada de que cuando tú te sientas tu hijo o hijos ya terminaron, se paran y se van y comes sola o cuando te sientas ya está tu platillo frío o ya cuando llegas de trabajar, recoges a los niños de dónde te los estén cuidando y solo cenan un cereal y lo peor es que cada quien por su lado, viendo televisión o sigues trabajando.

Hagamos un plan para comer en familia.

Comencemos revisando los horarios de todos los que forman parte de tu familia, esposo, hijos y tú. Digamos que tu hora de la comida no coincide con la de tu pareja, perfecto, tienen otras dos opciones la hora del desayuno o la hora de la cena. Revisa en cuál es más factible que todos coincidan, ya que tus hijos puede que se levanten a las 6 y puede que tu pareja se tenga que ir a trabajar a las 5:30. Bien, ya vimos cual es más factible, en este caso posiblemente sea la cena, pero ahora, ¿cómo acostumbrar a la familia? Platica con tu pareja y tus Onda Kids de tu plan, después decidan entre 1 ó 2 días a la semana del primer mes, y así van aumentando hasta lograr que sea diario o al menos 6 días de la semana.

A continuación, haz que todos sean partícipes que te ayuden a poner los cubiertos, platos, etc., nadie comienza a comer hasta que tu estés sentada con ellos, aquí lo importante es crear un ambiente de armonía, los temas delicados o que pueden causar una discusión, están prohibidos, este horario debe ser para conversar y reír. Un pequeño detalle, también dentro de este momento deberán dejar a un lado su celular, tengan en cuenta que él no es parte de la familia por lo que deberá quedarse en otro lado.

Ya tenemos el horario y el ambiente, hablemos ahora de la comida, dependiendo el horario que hayas elegido puedes ir también ayudando en la alimentación de la familia creando un menú en los que ellos participen, pero que al mismo tiempo sea saludable, así que además de compartir tiempo, tienes la certeza de qué es lo que comen. Y así podrás ir educándolos en qué, cuánto y cómo comer y el resultado será que estas previendo enfermedades como la obesidad, diabetes y trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia.

Haciendo este pequeño pero gran cambio en la rutina familiar, no solo comparten tiempo y comida, también estamos estableciendo unión familiar, un momento del día para saber qué ha pasado con cada uno, además en estudios sociales que se han realizado, se ha demostrado que al compartir al menos 15 a 20 minutos al día, se fomenta la identidad familiar, valores familiares, seguridad emocional y a su vez menos casos de síntomas de depresión.

Estas características son de llamar la atención porque de unos años para acá el tema del bullying se volvió más frecuente y el denominador común tanto del agresor como de la víctima ha sido por falta de atención de los padres y/o familias con problemas.

Los beneficios y efectos positivos son muchos y tú sabes que nuestro objetivo es siempre fomentar la buena relación de tu familia en especial con tus Onda Kids, yo en particular, disfruto mucho comer en familia y las reuniones familiares más, ya que lo que no se le ocurre a uno, se le ocurre a otro, el estar comiendo felices también ayuda a la buena digestión, que tus alimentos los aproveche mejor tu cuerpo y que tu metabolismo funcione de una manera adecuada, con esto hasta nuestra figura puede verse beneficiada.

Con algo tan esencial y cotidiano que es el comer, si lo haces parte de las actividades familiares, puedes causar un gran impacto positivo en tu familia y en tu vida. Al ver tus amigas que haces esto, será como un efecto domino, ya que ellas también querrán lo que tú estás logrando.

Al estar la familia unida y con valores, tú estarás segura de que estás haciendo un excelente trabajo. Y serás una mamá más contenta y orgullosa de la familia que tienes.

Comer en familia ayuda a mantener unida tu familia