Un niño que llega a su casa y la dice a la madre:
- ¡Mamá, mamá, en la escuela me dicen peludo!
Y dice la madre muy asustada:
- ¡Manolo, Manolo, ven corre que el perro habla!