Categorías del directorio

El jugar con tus hijos es más importante de lo que crees, tanto para ellos como para ti, ven y lee porqué.

Jugar con tus hijos es un cimiento para una buena relación

¿Qué prefieres, divertirte como niño o ver como otros se divierten como niños?


A veces tomamos muy en serio el ser adultos, así que cuando estas con tus hijos  sientes que debes mostrarles seriedad, que eres el hombre de la casa, responsable, maduro y disciplinado  y en lugar de que los niños te estén esperando para jugar, ya saben que cuando llegue papá deben de estar tranquilos y listos casi para irse a dormir y esto sí es que llegas de tu trabajo a una buena hora para que los encuentres despiertos.

En la actualidad podemos ver papás que son más acomedidos con las labores del hogar, que comparten y se enrolan con las actividades de sus hijos, sin embargo, el hecho de darse tiempo para jugar con sus Onda Kids no está dentro de sus prioridades, ya que ahora cuentan con todo tipo de videojuegos y tecnología que permite que los niños estén entretenidos y divertidos, en caso de que seas un papá que le gusten los videojuegos puede ser que compartas con ellos esta actividad, pero, en dónde queda el salir a jugar futbol, escondidas, enseñarle a andar en bici, patineta, patines, etc.

Los juegos al aire libre han sido sustituidos por entretenimiento en casa, pero en estos casos solo estamos estimulando una parte como es la agilidad mental; pero acaso esto implica que la actividad física y social ¿deben quedar olvidadas?

De igual forma existen los juegos de mesa, que los niños adoran y los divierten, puede ser desde la tradicional lotería, domino, palillos chinos, turista, hasta los más nuevos como el Jenga, Scrabble y Battle Ship, o los de investigaciones como el famoso Clue o Quién.

El invitarte a jugar con tus hijos no es solo por alejarlos del televisor o de la tecnología, sino que también puede ser una gran terapia desestresante para ti, y como lo mencionamos en el encabezado, puede ser el cimiento para crear una relación fuerte con tus hijos, además de los miles de beneficios que esto trae para ti y para tu hijo o hijos, por ejemplo y por mencionar algunos:

Comunicación y respeto a las reglas.

Cuando le enseñas a tu hijo o hija un juego en equipo o de varios jugadores, le enseñas a comunicarse, a dialogar y hasta negociar; también le enseñas a escuchar, seguir reglas, a trabajar en equipo y aprenderá a saber ganar y a perder, disminuyendo el sentimiento de frustración y aumentando su perseverancia al querer ganar.


Fortaleces la relación.

Vas hacer sentir importante a tu hijo o hija, ya que tiene tu atención y tu tiempo, podrán platicar, tú sabrás qué le gusta y que no le gusta, qué habilidades tiene y cuales debe desarrollar, conocerás sus capacidades y sus sentimientos.

Creatividad.

Al estimular su imaginación, estas desarrollando su lado creativo, artístico o hasta científico, ya que depende del juego, y al conocer las fortalezas de tu hijo o hija puedes ir motivando sus cualidades y todo a partir del juego.

Autoestima.

Su autoestima se va a ver beneficiada por el simple hecho de que su papá está con él o ella, cuando lo felicitas por una buena jugada y le eches porras, él o ella estará formando una seguridad, que por algo divertido se lo generaste.

Adiós al estrés.

Cuando tienes un día ajetreado y en tu agenda destinas un tiempo para llegar a casa y jugar, esto te hace olvidar al menos por un rato tus responsabilidades laborales y disfrutas de lo que es importante, que son tus hijos y tu vida en familia. Esto te ayuda a que tus niveles de estrés disminuyan, y no te sientas culpable por el poco tiempo que les dedicas, por lo que serás un papá feliz y orgulloso.

Además de los beneficios anteriores, te voy a decir uno más. Ya sea que aún no tengas hijos adolescentes o que los tengas junto con hijos pequeños, me lo vas a agradecer. Los expertos dicen que al dedicarle a tus hijos al menos media hora del día para jugar con ellos, estarás disminuyendo problemas cuando estos lleguen a esa etapa que todos tememos, sí, a la adolescencia.

Suena lógico, ¿no crees? Si en los beneficios que mencionamos arriba, como son comunicación, respeto a las reglas, fortalecimiento de relación padre e hijo, creatividad, autoestima, por decir algunos, por ende, estamos previniendo adolecentes rebeldes, resentidos por la falta de atención, desobedientes, etc.

Obviamente, es algo que tienes que trabajar y disfrutar desde que son pequeños.

Tal vez  considerabas que no era importante y ahora ves que sí lo es, hazlo sin importar la edad de tu hijo, nunca es tarde para disfrutar de un juego y buena compañía. Recuerda que siempre serán tus hijos, que mejor que también sean los mejores amigos y compañeros de juego.

Ahora bien, si de plano eres un papá que siempre estás trabajando hasta los días de asueto y todo lo maneja por agenda o viajas mucho, con mayor razón debes aprovechar el tiempo que tengas con tus hijos, otra recomendación puede ser que ahora que inician las clases solicites el calendario de eventos escolares en los que puedas participar e ir agendándolos y programarte para ser parte de ellos, en algunas escuelas se organizan eventos padre e hijos, estos por nada del mundo te los debes de perder.

Como ves, jugar es una necesidad para tus hijos y es su actividad favorita en el mundo, saca ese niño interior que llevas dentro y sal a jugar, no hay nada mejor que un gol, un raspón por querer subir árboles o ser el primer invitado a la casa de muñecas de tu hija.

Ser un papá responsable, es también disfrutar serlo.

Jugar con tus hijos tiene muchos beneficios