Categorías del directorio

¿Sabías que ser un papá presente, es súper satisfactorio? Conoce los beneficios de compartir con tus hijos tiempo de calidad.

La importancia del papá presente

El papel de ser padre cada día cobra un concepto de vida diferente, ahora los papás son más expresivos, ayudan con la crianza y con las situaciones cotidianas.

Anteriormente, hablemos de hace unos 10-15 años aproximadamente, no era tan común que un papá anduviera con la pañalera, cargando a su bebé, mucho menos en el baño de algún restaurante cambiando pañales, al contrario, hasta hace poco el papel del padre de familia era solamente proveer y disciplinar, todos escuchamos el “Pero vas a ver, cuando llegue tu padre”… y sí, era promesa cumplida, llegando papá antes de un “Hola”, era “tu hijo/hija, hizo… bla, bla, bla” castigo seguro y listo, papá terminó el día.

Ahora se puede decir que cumple con un rol distinto, sí el de proveedor (por naturaleza propia) y disciplina, pero también el de compañero de juegos, cómplice, ayuda en las labores del hogar, cocina, vela a los hijos, etc. En mi percepción, este rol complementa al de la mujer perfectamente. A partir de que las mujeres comenzaron a trabajar y  no estar en casa, papá se convirtió en una pieza fundamental en el funcionamiento del hogar y no solo el de un compañero.

El complementar los roles y cubrir necesidades, ha hecho que los hombres se abran más hacia disfrutar el crecimiento de sus hijos, ya que también se permiten el vivir y expresar sus sentimientos, esto desde que sabes que vas a ser papá y no te cae el 20, hasta días después que pasas el shock, pero nada es tan real como cuando escuchas el primer llanto de tú bebé al nacer y más cuando lo tienes en tus brazos a esa personita tan frágil que ablandó no solo tu corazón sino todo tu ser, a partir de ese momento, te rindes y se vuelve tu mundo esa o esas nuevas vidas, ahora, los papás se permiten disfrutar cada nuevo gesto, su primer paso, su primer travesura, su primera indiscreción y si eres cómplice, aun lo disfrutas más.

Un papá presente no es solo que estés ahí físicamente, sino también, la calidad de tiempo que le brindas a tu hijo, el estar desde que es un bebé indefenso pasando por las etapas que se va haciendo más independiente y que tú, como papá estés para él o ella, vale 1000% la pena y más porque no solo estas cumpliendo con tu papel más importante sino que también le estas ayudando a tu hijo a que  fortalezca su confianza, se desarrolle física y mentalmente, como consecuencia su autoestima será alta al saberse amado y sentirse siempre motivado.

Papá es nuestro súper héroe.

Siempre queremos impresionarlo, llamar su atención, complacerlo, que este orgulloso de nosotros, es por ello que cuando tu hijo comparte tiempo contigo lo disfruta tanto, de hecho, y lo sabes bien, buscan a mamá cuando están enfermos, con hambre o no encuentran algo, pero a papá, lo buscan para jugar, para resolver alguna duda de la tarea, ver o practicar deportes, o las niñas, para que sean sus príncipes o simplemente para hacer alguna travesura, ¿ves lo importante que es que estés para tu hijos?, estos momentos nada, ni el mejor empleo o el mejor negocio te lo pagará y el tiempo pasa en un abrir y cerrar de ojos, por ejemplo, mi papá cuando mi hermana mayor se casó, llegó y dijo a mi madre, “En qué momento crecieron mis hijos, que no me di cuenta”, así es, así de rápido se van esos años de infancia de tu hijos y cuando menos piensas ya se está casando y se va de tu casa para valerse por sí solo, con todas las bases y valores que le forjaste en su infancia y adolescencia.

Recuerda que tú eres su ejemplo a seguir.

El que estés o no para tus hijos los va a marcar, así que si estás con ellos haz que valga la pena y si no te has dado la oportunidad de ser un papá moderno y presente, que esperas para organizar tu agenda, dejar de ser adicto al trabajo o los deportes y comienza a disfrutar de tus hijos y de tu familia. Eso te va a llenar más de satisfacción el día que los veas partir a su destino, y no te lamentarás de lo que perdiste por estar tantas horas extras en una oficina o viendo los partidos de futbol a no ser claro, que estos partidos los conviertas en eventos atractivos con tus hijos. El ser moderno no sólo implica hacer lo que a tus hijos les gusta, sino hacerlos partícipes de lo que a ti te gusta y encontrar puntos en común.

Es importante que te vea cercano, pero que nunca se pierda el respeto, comparte con él o ellos tus vivencias buenas y malas, juega, siempre busca espacios para iniciar una conversación, aprende a escucharlo y a que te escuche, esto te ayudará a identificar cuando tu hijo no esté pasando por un buen momento aunque no te lo diga, conviértete en su mejor aliado, en su líder, en su mejor consejero, quien mejor que tú para saber qué es lo mejor para tu Onda Kid.

El estar presente, es alimentar la relación día a día, que esa etapa y esos momentos llenen todo tu ser, que haga que cada día te levantes por un motivo y llegues a tu oficina con un corazón encendido y que esperes la hora de salida para regresar a ver a tu familia con un nuevo plan, juego o simplemente ver en familia una buena película con palomitas, ya se me antojo.

Presente no es solo una fase del tiempo, también es un regalo, así que regálate estar con tus hijos.

Recuerda que como papá eres un ejemplo a seguir